lunes, 5 de enero de 2015

¿Qué Significa que el Gato Chino Mueva el Brazo?


Este gato con la mano levantada se llama Zhaocai Mao en chino o Maneki Neko en japonés. Es muy popular en la cultura oriental y cada vez más en la occidental ya que se le atribuyen dotes de talismán para los negocios. 
Si atendemos a su nombre en japonés, Maneki Neko, comprenderemos mejor su simbología. Maneki viene del verbo meneku que significa invitar a pasar y neko significa gato. De esta manera tendremos ”gato que invita a pasar”.

Existen tres tipos de Maneki Neko dependiendo de la pata con la que saludan:
* Si saluda con la pata derecha se dice que trae prosperidad y dinero,
* Si saluda con la pata izquierda, atrae visitas, también se cree que mientras más alto levante la pata, los atrae desde mayores distancias, y
* Si saluda con ambas patas, protege al hogar o establecimiento.

Dependiendo de su color también tiene distintos significados:
* Tricolor (blanco, negro y naranja): Tradicionalmente es el gato que más suerte da, y se dice que trae fortuna a los viajeros. Como curiosidad, ese tipo de tricolor se llama Calico,
* Verde: Atrae la salud y seguridad en el hogar y los buenos resultados en los estudios,
* Blanco: Pureza, cosas buenas por venir,



Plata o dorado: Suerte en los negocios,

* Azul: Cumplir los sueños,
* Rojo: Éxito en el amor y/o ahuyenta lo malo,
* Amarillo: Para mejorar la Economía,
* Negro: Evitar la mala suerte y aumentar la felicidad,
* Rosa: Elegir a la persona con quien contraer matrimonio, y
* Violeta: Sirve para los estudiantes y recién graduados.

El gato tiene en el cuello un cascabel, que ahuyenta los malos espíritus. En la mano derecha tiene una moneda japonesa antigua (Koban).
Dice una leyenda popular que una señora mayor que vivía en Imado (este de Tokio) se vio forzada a vender su gato debido a la extrema pobreza en la que vivía. Poco tiempo después, el gato se le apareció en un sueño, y le dijo que hiciera su imagen en arcilla.
La anciana se encargó de crear la estatua tal y como le dijo el gato, y no tardó en venderla. Se dedicó a hacer más estatuas, viendo que gustaban a la gente y las compraban encantados. 
Muy populares se volvieron anciana y gato, y pronto la mujer se hizo próspera y rica.


Fuente:
http://khatucai.blogspot.com/2012/01/la-verdad-sobre-los-gatos-chinos-de-la.html