martes, 7 de abril de 2015

Marihuana de Uso Medicinal y Recreativo

Existen indicios del uso del cannabis con fines curativos desde hace como mínimo 5.000 años. Aunque las fuertes cualidades psicoactivas de la planta no fueron conocidas por los europeos hasta el siglo XIX, las raíces y las hojas de la planta ya eran usadas con anterioridad, en cataplasmas para aliviar articulaciones inflamadas, agarrotadas o doloridas. 
El descubrimiento del cannabis medicinal

Uno de los usos más tempranos de la planta del cannabis por el ser humano fue el consumo de sus nutritivas semillas, que se desarrollan dentro de las flores polinizadas de la planta femenina del cannabis. Dichas flores, así como las pequeñas hojas que las rodean, están recubiertas de unas pequeñas glándulas resinosas que contienen cannabinoides, el componente activo medicinal de la planta.
Probablemente nuestros antepasados no tardaron demasiado en darse cuenta de que esta abundante fuente de alimento tenía unos efectos secundarios inusuales, cuando parte de las flores era también consumida junto con las semillas. Tras el consumo accidental, se pasaría al uso con fines concretos y así se originó la primera expresión de la farmacología.

Aplicaciones modernas del cannabis como medicina
El interés por el cannabis como medicina está actualmente en aumento en muchas zonas del mundo. La Colección del Museo en Amsterdan exhibe un envoltorio de un paquete de cannabis medicinal actual junto con los antiguos envases de antaño. 
Los envases modernos varían desde cigarrillos de cannabis en bolsas de plástico precintadas con un sello de farmacia estampado, a frascos de plástico blanco con la etiqueta “Cannabis Flos” con sus diferenciadoras tapas amarillas, tal y como se suministran bajo prescripción médica en Holanda. 
La lista de aplicaciones medicinales para el cannabis crece año tras año. La siguiente sección cubre solo algunos de estos usos, todos ellos basados en estudios científicos reiterados:
  • Calambres y espasmos causados por la esclerosis múltiple o por daños en la médula espinal
  • Náuseas, falta de apetito, pérdida de peso y debilidad causadas por el cáncer y el SIDA
  • Náuseas y vómitos a causa de la medicación, la quimioterapia o la radioterapia para el cáncer, la hepatitis C, el VIH y el SIDA
  • Dolor crónico, especialmente cuando está relacionado con el sistema nervioso o causado por problemas nerviosos
  • Glaucoma resistente a la terapia
  • Síndrome de Tourette
Aunque compartimos plenamente el uso del cannabis con fines terapéuticos, la presente web no debe ser usada ni como herramienta de diagnóstico ni como una guía de tratamiento. 
La investigación moderna sigue descubriendo más aplicaciones terapéuticas para el cannabis. El cerebro humano contiene receptores de cannabinoides para los endocannabinoides generados naturalmente por el cuerpo. 
En los últimos tiempos, se han identificados receptores para estos endocannabinoides en el intestino, el bazo y el todo el cuerpo humano. Se ha descubierto que el sistema endocannabinoide desempeña un papel muy importante a la hora de regular y proteger el cerebro y el cuerpo humanos, lo que abre un nuevo mundo de posibilidades de tratamiento, investigando el tema del Alzheimer.


En muchos países, se ha revisado la legislación para permitir que el cannabis sea recetado como una medicina legal, aunque todavía queda un largo camino por recorrer antes de que se pueda sacar el máximo partido de las propiedades curativas de esta planta extraordinaria. En Chile la Cámara de Diputados de la República aprobó el cultivo de la marihuana como de uso  medicinal y recreativo con fecha 06 de Abril de 2015.

Glaucoma
El glaucoma es una enfermedad incurable que causa daños en el nervio óptico y puede llevar a una ceguera irreversible. Uno de los principales factores causantes es la presión intraocular, alta presión de los fluidos del glóbulo ocular. Se ha demostrado que el cannabis contribuye a disminuir la presión intraocular, reduciendo así el riesgo de daños al nervio óptico y frenando el avance del glaucoma. 

Cáncer y tratamientos contra el SIDA
Aunque no constituye un tratamiento para el cáncer como tal, el cannabis se ha mostrado muy valioso para muchos pacientes de cáncer, ya que estimula el apetito y evita las nauseas, un efecto secundario muy común de la quimioterapia y la radioterapia. Esto resulta de vital importancia para mantener el peso corporal y la salud, dando al paciente mayores oportunidades para poder luchar contra el cáncer.
Lo mismo puede decirse de aquellos pacientes enfermos de SIDA, ya que muchos de los medicamentos para tratar la enfermedad causan también nauseas y pérdida de peso. Los antieméticos y medicinas estimuladoras del apetito tienen mayores efectos secundarios que el cannabis y se han mostrado inseguros en combinación con otros fármacos prescritos al paciente para su enfermedad. 
Artritis, reumatismo y afecciones inflamatorias
La osteoartritis y la artritis reumatoide causan inflamación, agarrotamiento y dolor en las articulaciones. Cuando es ingerido, el cannabis tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas (alivio del dolor sin pérdida de la conciencia). Estudios médicos han demostrado que el uso del cannabis reduce la inflamación y la rigidez matinal, incrementando la movilidad. Los fármacos prescritos a pacientes que sufren artritis con el mismo fin tienen a menudo efectos secundarios desagradables e incluso peligrosos, incluyendo úlceras, pérdida grave de peso corporal y problemas respiratorios.

Tiene otros manejos como ser Recreacional de Uso Inspirativo:
Lo más parecido a un ‘efecto universal’ es el hecho de que la mayoría de personas que consumen cannabis psicoactivo experimenten una alternación de sus percepciones o sus procesos de pensamiento. Por consiguiente, el cannabis se podría definir más como una sustancia alucinógena o psicodélica que como una de las otras categorías. Es por ello que el cannabis tiene una larga historia como ayuda o complemento para la inspiración en el arte, la filosofía, la música y la mayoría de otros tipos de esfuerzo creativo humano.
En el  Recreacional de Uso Lúdico, ya que hay personas que manifiestan que el cannabis les ayuda a disfrutar más de cosas como comer, escuchar música, relacionarse, ver películas, practicar deportes, mantener relaciones íntimas y realizar actividades creativas. A veces, las personas lo usan para hacer que las tareas rutinarias, como los quehaceres del hogar, sean más divertidas.
La Constitución de la Organización Mundial de la Salud define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. 
Los usos sociales y lúdicos del cannabis en ocasiones coinciden con sus usos médicos o los complementan. A medida que se generaliza más su uso médico, los pacientes tienen la oportunidad de socializar entre sí; a los usuarios lúdicos de la mayor parte del mundo se les niega este contacto social porque la droga de su elección es ilegal en su lugar de residencia.
Y en cuanto al Recreacional de Uso Sacramental, se dice que es probable que la conexión entre el cannabis y la religión empezara con su uso como incienso ceremonial junto a otras hierbas que gozaban de una penetrante fragancia natural. Al lanzarlo a un fuego o sobre carbones muy calientes, se liberarían nubes de humo rico en el ingrediente activo THC que sería inhalado por los presentes. La percepción mejorada de los colores, los sonidos y el paso del tiempo habría subrayado la creencia de que entraban en contacto con sus dioses.
El uso del cannabis como sacramento religioso es anterior a la historia escrita y la evidencia sobre su papel como planta sagrada puede constatarse en la mayoría de religiones antiguas, como el sintoísmo, el budismo y el sufismo, así como entre las tribus bantúes, pigmeas, zulúes y hotenotes de África.
Varias religiones modernas practican todavía el consumo ceremonial de cannabis psicoactivo, como por ejemplo la rastafari, mientras que otras lo consideran sagrado por sus muchas otras propiedades y lo veneran como símbolo de fuerza, pureza o bienestar.
El cannabis crece fácil y abundantemente en casi todos los climas y es activo en su forma natural, de modo que no requiere procesamiento alguno para disfrutar de sus cualidades de alteración del estado de ánimo. Y, lo que es más importante, inspira la contemplación en lugar de la mera embriaguez.



Fuente:
http://hashmuseum.com/es/aplicaciones-medicinales-del-cannabis
http://www.elespectador.com/noticias/salud/marihuana-medicinal-sirve-articulo-510969
http://www.eldia.com.ar/edis/20090826/informaciongeneral27.htm
http://www.marihuana-medicinal.com/5-caracteristicas-de-que-el-cannabis-ayuda-a-la-mejora-del-alzheimer/
http://www.cannabis24h.com/chile-comienza-a-plantar-marihuana-medicinal-de-manera-legal/
http://camara.cl/prensa/noticias_detalle.aspx?prmid=125612