lunes, 4 de agosto de 2014

Test del Aliento para Detección del Helicobacter pylori

Esta bacteria, se sabe desde hace muchos años, es culpable de gran parte de los casos en que, pese a aplicar un tratamiento antiácido eficaz, la persona no mejore de sus síntomas. Y se ha visto, además, que si tratamos esa bacteria, y conseguimos eliminarla de la mucosa del estómago, tenemos mucho ganado de cara a modificar la evolución de dichas molestias.
Para la primera de las indicaciones (la posible presencia de una lesión, incluso rumorar, en la mucosa del estómago o el duodeno), no tenemos alternativa: No existe, a día de hoy, una prueba que resulte tan fidedigna como la endoscopia digestiva alta para la indicación explicada.
Pero sí para la segunda indicación que hemos explicado: Afortunadamente, desde hace unos años, disponemos de una prueba no invasiva  para saber si éste está infectado o no por el Helicobacter pylori: El test del aliento.

¿Qué es el test del aliento?
Como su nombre indica, estamos ante una prueba en la que lo que se le pide al paciente a estudiar es que exhale aire sobre una placa, con un reactivo concreto, y que permite detectar la presencia de esta bacteria en su interior.
¿Ventajas?
Se trata de un test barato, muy sencillo de realizar, que no requiere excesiva preparación, y que nos evita tener que pasar por la temida endoscopia.
Una bacteria que afecta ampliamente a la población adulta, se estima que la presencia de la bacteria en los estómagos de los individuos adultos de nuestro país se eleva a entre un 53 y un 60%. Y, afortunadamente, en la inmensa mayoría de los casos, esta presencia no origina síntomas.

Atendiendo a la elevada prevalencia de esta bacteria, ¿debemos hacer el test del aliento a todo el mundo?
La respuesta es que no. Tanto por el costo económico que supondría, como porque, si la persona no tiene síntomas, no tiene demasiado sentido averiguar si tiene la bacteria en su estómago, y acto seguido, tratarla mediante una mezcla “explosiva” de antibióticos y antiácidos.

¿En qué personas conviene solicitar dicho test?

Toda persona que tenga, o haya tenido alguna úlcera, y nunca le hayamos mirado si la bacteria está en su estómago. 
Toda persona con molestias de tipo ácido, que no mejora al tratamiento antiácido, que nunca se le ha mirado si tiene la bacteria en su estómago, que sea menor de 50-55 años.
Que no tenga ninguno de los denominados síntomas de alarma (la presencia de alguno de ellos nos ha de hacer pasar de largo del test de aliento, y recomendar (insistir, de hecho) en la necesidad de realizarse una endoscopia digestiva alta). 
Estos síntomas de alarma son: 
Que la persona presente un sangrado, bien por la boca, bien en forma de heces negras tipo melenas, o que tenga una anemia en su analítica, y no encontremos otro motivo que la justifique; o que la persona, o bien su familia directa, haya padecido algún tipo de cáncer anteriormente. 
Cuando obtenemos un test positivo (es decir, certificamos que el Helicobacter vive en nuestro estómago), la persona recibe un tratamiento para intentar eliminarlo. Tras este tratamiento, conviene realizar un test del aliento para asegurarnos que la bacteria ha pasado a mejor vída. 
Sólo en aquéllos en los que se ha diagnosticado una úlcera, o tenga antecedentes de úlcera, o bien en aquellas personas que llevan años tomando antiácidos. 
En el resto, y más si la persona ha quedado asintomática tras el tratamiento, no es necesario repetir el test. 
También en personas que han recibido el tratamiento, y que un tiempo después (meses o años) reaparece la molestia. 
Ante la presencia de un linforma de tipo MALT. Se ha visto también que ante un cuadro denominado Púrpura Trombocitopénica Idiopática en adultos, si detectamos la presencia de la bacteria, y la tratamos, la propia PTI mejora de manera espectacular. 
Pero no es necesario realizar el test si…
  1. La persona no tiene síntomas, incluso habiendo tenido antiguamente alguna úlcera. 
  2. Alguien que presente síntomas de reflujo y tome antiácidos, y estos calmen su molestia, tampoco requieren pasar por dicho test. 
  3. Tampoco el hecho de tomar antiinflamatorios por un largo período implica la necesidad de realizar el test, si la persona no tiene síntomas de dispepsia ácida.
  4. Cuando los médicos indicamos una endoscopia digestiva alta, hasta ahora lo hacíamos por dos motivos claros. Por una parte, ante la sospecha de una lesión en la pared del estómago o del duodeno, que pudiera justificar que una persona con acidez ni siquiera mejore con antiácidos potentes como el omeprazol. Y por otra parte, para saber si esa misma persona estaba colonizada por Helicobacter pylori

Fuente:
https://cl.mujer.yahoo.com/test-aliento-detecci%C3%B3n-helicobacter-pylori-090000310.html