viernes, 28 de junio de 2013

Cebiche, Seviche, Ceviche: Una Delicia Gastronómica desde Perú al Mundo

Cebiche, Seviche, Ceviche. La forma de escribir no afecta la sazón que mueve los corazones de millones de peruanos. Pero ¿quién fue el primero que dijo seviche?
Las hipótesis son tan variadas como sus formas de prepararlo

Federico More afirma que los marineros ingleses que llegaban a nuestras costas comían un plato de pescado crudo, al paso, que denominaban “sea beach”, que luego se transformó en seviche.
Para Carlos Raffo Dasso, esos mismos marineros, luego de llegar a nuestras costas, tras largos meses en el mar, probaban el menjunje con ají que al hacer contacto con las aftas que traían en la boca los hacía ver estrellas: “Son of a bitch” gritaban de dolor; seviche decimos con júbilo ahora. 
Pero no todos les echan la culpa a los ingleses. En 1533 llegaron al Perú alrededor de 500 esclavas moras provenientes del sur de España y de Marruecos. Eran el botín de guerra que los españoles habían ganado en las guerras de la Reconquista.
No solo eran guapas, sino también cocineras y al ver la gran cantidad de pescado con ají que se comía en nuestro país, decidieron que un poco de limón no le vendría mal a la combinación. Siebich es comida ácida en árabe y su evolución es el seviche. Mariano Valderrama asegura que no hay ningún testimonio que evidencie esta historia, que en todo caso, es muy bonita. 
Hay distintas versiones sobre el origen de la palabra Seviche que puede ser tan simple como que provenga del pescado encebollado que a su vez se hizo encebichado y cebiche.
O todo derivaría de la cebolla, aunque Martha Hildebrandt dice que es imposible que venga de la cebolla, porque tendría que ser cebolliche. 
Para el historiador Javier Pulgar Vidal el nombre viene de la palabra “viche”, que quiere decir tierno en la lengua “chibcha” que se hablaba desde Panamá hasta la costa norte de Perú:  Pescado tierno o fresco, como lo comen los pescadores en medio del mar. Nada mejor que un “seviche arrecho”, hecho con un pescado que hace unos minutos nadaba como si el mar fuera suyo. 
Otros encuentran una explicación en que en sus inicios, el picante seviche, era un plato de las clases bajas que se hacía con el hoy desaparecido bonito: un pescado barato, en esa época, y grasoso; en esa época. Hoy es el rey de algunos sushi bar. Lo cierto es que los ricos decían que el seviche era “como un sebo” con cebolla y limón. Seviche una vez más. 
También puede ser como casi siempre sucede, que todo es un producto del amor. Las propiedades estimulantes del seviche nunca fueron un secreto. Que lo digan los soldados de las guerras por la Independencia que cantaban entusiasmados recordando el sabor del seviche. 
Según Jaime Ariansen el afrodisíaco plato es un “cebo” para atrapar hombres; o era la pólvora con la que se ceba su arma de fuego. Un especial cebo con limón y ají que ha conquistado los paladares de miles de peruanos.

Fuente:
http://www.cebicheperu.pe/otras-historias-de-la-palabra-seviche.html
http://elcomercio.pe/gastronomia/1596523/noticia-conoce-donde-se-preparan-mejores-cebiches-piura
http://elcomercio.pe/gastronomia/1596592/noticia-cebiche-trujillo-5-restaurantes-imperdibles-disfrutarlo