sábado, 15 de marzo de 2014

Ringwoodita: La Tierra Esconde una Gran Reserva de Agua

Hace 150 años Julio Verne imaginó un vasto mar que se extendía bajo la superficie de nuestro planeta. Hoy en día, 'Viaje al centro de la Tierra' ha encontrado un eco inesperado en un valioso hallazgo.
Un equipo de investigadores de la Universidad de Alberta, en Canadá, afirma haber encontrado pruebas que apuntan a la existencia de una inmensa reserva de agua en las profundidades de la Tierra. En concreto, a unos 400 o 600 kilómetros bajo nuestros pies. Según sus estimaciones, este reservorio puede contener tanta agua como todos los océanos del planeta juntos. 

La prueba proviene de un mineral conocido como ringwoodita (descubierto por primera vez en un meteorito encontrado en Australia en 1969). 
Este mineral ha sido un preciado objetivo de los científicos durante mucho tiempo, pues se cree que tiene la clave para resolver la duda sobre si la zona de transición de la Tierra (que se encuentra entre 400 y 670 kilómetros de profundidad) es un manantial de agua o es una zona seca en su totalidad.
El análisis de la muestra mineral indica que proviene del manto de la Tierra y contiene una cantidad significativa de agua –el 1,5% de su peso–. Este hallazgo confirma las teorías científicas acerca de la existencia de grandes volúmenes de agua atrapados entre 410 y 660 kilómetros hacia el interior de la tierra, conocida como zona de transición.
“La presencia de agua en la zona de transición solo se deducía hasta ahora a partir de experimentos. Los intentos de demostrar la existencia de agua utilizando la geofísica habían dado lugar a resultados contradictorios. Esta es la prueba definitiva de que debe haber, al menos localmente, oasis de agua en el manto profundo de la Tierra”, explica a Sinc Pearson.

Los investigadores creen que la ringwoodita es el mineral más abundante de esta zona del manto. “Esto se hace evidente a partir de la sismología”, añade el científico. Asimismo, podría contener tanta agua como todos los océanos del mundo en su conjunto.
“Encontrar evidencias de presencia de ringwoodita en el manto de la Tierra, y la determinación de su contenido de agua, es un paso importante en la comprensión de los procesos terrestres profundos”, apunta el estudio.

Descubrimiento por casualidad 

En 2008, un grupo de geólogos aficionados encontró en un río poco profundo del estado brasileño de Mato Grosso una pequeña piedra, de solo tres milímetros, llamada 'diamante marrón'. La piedra, que comercialmente no tiene valor, fue adquirida por los científicos de Canadá cuando estaban buscando otros minerales. 
Tras años de análisis, utilizando la espectroscopia y la difracción de rayos X, junto con equipos de laboratorio especializados, pudieron confirmar que se trataba de ringwoodita, la primera prueba de la presencia en la Tierra de este raro mineral, según la revista 'Nature'. 

Los científicos estaban profundamente divididos sobre la composición de la zona de transición de la Tierra. Saber que existe agua debajo de la corteza tiene implicaciones para el estudio del vulcanismo y la tectónica de placas, ya que afectan a la forma en que la roca se derrite, se enfría y los cambios que se dan por debajo de la corteza.
"Una de las razones de que la Tierra sea un planeta tan dinámico es la presencia de agua en su interior", afirma Pearson. "El agua cambia la forma en la que un planeta funciona", agrega el principal investigador de este trabajo.
El equipo teoriza que el diamante marrón saltó a la superficie durante una erupción una erupción volcánica junto con una corriente de kimberlita, una roca volcánica que se produce a profundidades de entre 150 y 450 kilómetros.



Fuente: 
 http://actualidad.rt.com/ciencias/view/122297-tierra-deposito-secreto-agua?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_weekly
http://www.iagua.es/noticias/internacional/14/03/13/ringwoodita-agua-en-profundidades-extremas-de-la-tierra-46747