lunes, 19 de noviembre de 2012

Un Alcalde Mapuche para Coyhaique; ¿Una gran Oportunidad o Anécdota para Contar?



Quien lo diría, tenemos nuevo alcalde y no cualquiera, se trata de Alejandro Huala Canuman (PS), primer alcalde Mapuche que la ciudad de Coyhaique decide llevar al sillón municipal. 
Y es que siempre es grato, cuando la gente decide sobre sus autoridades y estos dejan de ser meros representantes designados por un partido político o en su defecto por el gobierno de turno, para encaminarse por el camino del liderazgo, ese que pocos se atreven a emprender por tratarse de un proyecto político arriesgado en momentos en que nadie quiere “mojarse el potito” por causas que son legítima y moralmente viables, pero políticamente arriesgadas cuando se trata de sumar votos. 


Los alcaldes Mapuches no abundan en nuestro país, sin embargo las razones para que esa tendencia se manifieste de este modo, van entre otras cosas, de la mano del sistema binominal, ese que tanto ansiamos cambiar, pero a la hora de tomar “el toro por las astas”, nos vamos en puras buenas intenciones, quedando todo tal cual como cuando se instauro en plena dictadura militar. 
Una cuestión que acompaña lo anterior haciéndole un flaco favor a dicho sistema, es que en ciudades de la Octava y Novena Región del país, donde la población mapuche es visiblemente significativa en lo demográfico, político y en la presencia de una cantidad importante de organizaciones, no se eligen candidatos indígenas o por lo menos no en su mayoría. 
La excepción estaría en Tirua, provincia de Arauco donde hace más de diez años, se vienen eligiendo alcaldes mapuche en una riña que yá tiene historia en la zona; Adolfo Millabur Ñancuil (IND), quien actualmente retoma al sillón edilicio y José Aniñir Lepicheo (RN) alcalde saliente. 
Lo mismo sucede en la comuna de Alto Bío Bío, provincia del mismo nombre, con Félix Vita Manquepi (PPD) alcalde saliente luego de varios periodos, asumiendo Nivaldo Piñaleo Llaulen (Coalición – IND), a esto habría que sumar los municipios de Puerto Saavedra, Curarrehue, Galvarino y Chol-Chol, quienes también eligieron alcaldes indígenas.
Manuel Aburto Panguilef (1887-1952)
Y es que la instrumentalización de los partidos políticos por parte de los mapuche, no es  casualidad. Ya a principios de siglo XX un joven Manuel Aburto Panguilef fundaba la “Sociedad Mapuche de Protección Mutua”, organización que en la década del veinte se transformaría en una de las más importantes organizaciones mapuche, la “Federación Araucana”, siendo Panguilef su líder político/espiritual, y uno de los primeros en manifestar tempranamente la idea de “Nación Mapuche” ante el parlamento de la época. 
 Parlamento de Coz-coz
Llegando incluso a reafirmar, el manifiesto que se hiciera en 1907 durante el “Parlamento de Coz-Coz” en Valdivia, aseverando la extensión del antiguo territorio mapuche, hasta las cercanías de la ciudad de Chile Chico, en la región de Aysén, ¿mesiánico, delirante o visionario?

¿De que trata todo esto?
El recién electo alcalde por Coyhaique, tiene una gran oportunidad entre manos, representar el sentir de una población hasta ahora invisible por tratarse de un municipio en donde tradicionalmente la intención de voto daba por ganador a alcaldes de derecha, que poco o nada han hecho por consolidar una identidad comunal, marcada por la convivencia histórica entre mapuche, chilotes y criollos.
Lo cierto es que no es un tema fácil de llevar en una ciudad y una región, donde lo mapuche se asocia a un estadio de barbarie, contrario a la imagen exitosa de la empresa colonizadora que hizo de Coyhaique aquello que hoy se intenta mostrar en el plano interno y externo. 
Hacerse cargo, significa asumir realidad (es), cualquiera sea esta, incorporando en la agenda programática del municipio, la componente indígena desde su pleno conocimiento, en cuanto a población existente, arraigo cultural y conocimiento de aquellos que se autoidentifican como mapuche de la ciudad (warria-che) en Coyhaique.
No es delirante pensar en una unidad de asuntos indígenas dentro del municipio, haciendo parte de las actividades publicas y privadas a los (as) mapuche como parte de esta identidad que habitualmente se cercena. 
Tampoco seria una locura que el actual alcalde tuviese un consejero para asuntos indígenas, o que en ciertas ocasiones sus discursos e inauguraciones, incluyesen al mapuzungun como segunda lengua.
En cierto sentido, se trataría de un acto de humildad que pocos se han atrevido a emprender, el mejor ejemplo es quizás Aburto Panguilef. Pero que tienen en común ambos, que en el delirio esta la fijación de nuevas ideas, aquellas que son verdaderamente progresistas, tal como cuando llega la fiebre y luego nos deja una lección, Huala tiene una gran oportunidad entre manos.
Por: Felipe Rivera Urbina, Mg. en Investigación Social y Desarrollo, Universidad de Concepción, Chile.

Fuente: 
http://territoriosdefrontera.wordpress.com/2012/11/09/un-alcalde-mapuche-para-coyhaique-una-gran-oportunidad-o-anecdota-para-contar-por-felipe-rivera-urbina-mg-en-investigacion-social-y-desarrollo-universidad-de-concepcion-chile/
http://proyectos.applicatta.cl/indh/?m=2012

http://www.wikilosrios.cl/index.php/Parlamento_de_Coz_Coz

http://www.chile-hotels.com/coyhaiqu.htm