viernes, 21 de diciembre de 2012

¿Y el Fin del Mundo?

No. Hoy es 21 de diciembre del 2012 y no hay fin del mundo. No está sucediendo y no sucederá hoy, por supuesto, tal como te lo dijimos hace ya varios días. Pero bien, ¿qué pasó? ¿qué no pasó? ¿cómo afectó esta charlatanería a las masas? ¿qué está sucediendo en las calles y por qué? Detengámonos un momento para volver a hablar sobre las fallidas predicciones del fin del mundo y lo que no esta sucediendo este 21 de diciembre de 2012.

Falsas profecías: los Mayas, los mitos religiosos y la ciencia


Bueno, como todos sabíamos, numerosas hipótesis y predicciones habían surgido para el día de hoy, todas ellas muy creativas y muy variadas, pero con un pequeño detalle que caracterizó a cada una de ellas por igual: una absoluta carencia de sustento lógico.
El fin del calendario Maya, una apagón mundial de 3 días, alineaciones planetarias, un choque entre Nibiru y la Tierra, un cambio en la rotación terrestre, una inversión magnética y una tormenta solar, serían algunos de los supuestos responsables del fin de los tiempos. Nada pasó.
El reloj marcó las 00:00 hrs. y nada, llegó a las 05:00 a.m. (hora exacta en la que algunos señalaban que supuestamente el calendario de los Mayas llegaba a su fin) y nada, hemos pasado la mitad del día y ¿adivina qué? Nada. Aunque la teoría apocalíptica de los Mayas (que vaya uno a saber qué chiflado, con mucho tiempo de sobra, inventó bajo los efectos de vaya uno a saber qué clase té de la selva) no es del todo clara en cuanto al momento exacto en el que culminaría el calendario y hay quienes señalan que todo ocurriría entre las 17:00 y las 18:00 horas, ya queda menos de la mitad del día para que algo suceda y en consecuencia, de acuerdo a estas tonterías, el mundo tendría que acabarse entonces en no más de 6 horas.

Los Mayas constituyeron una civilización asombrosa e interesante y debemos reconocerlo, unos verdaderos genios en el campo de la astronomía. Sin embargo, si los Mayas hubieran podido pronosticar el futuro y en consecuencia, saber lo que iba a suceder previo a que suceda, ¿por qué ya no hay Mayas? Los Mayas fueron una civilización que como todas las demás civilizaciones de la antigüedad tenían su religión, sus dioses, sus creencias, sus mitos y obviamente, sus predicciones sobre el fin del mundo. Los Hombres siempre le han buscado un principio y un fin a cada historia, y esto existe en cada uno de los mitos religiosos.
Basta darle una breve mirada a la historia de la humanidad. Por otro lado, más allá de los mitos de cada religión y de lo que cada uno cree, desde las ciencias, desde distintos ámbitos de la comunidad científica mundial se ha desmentido toda falacia en cuanto a una posible catástrofe ambiental o amenaza espacial y seamos razonables, si existe en este mundo una forma de predecir lo que puede suceder a futuro, esa forma es mediante las ciencias.

La realidad: la paranoia y los estúpidos de siempre

El día comenzó como cualquier otro, mujeres dando a luz, niños que juegan normalmente, gente yendo a sus empleos, tráfico, problemas en diferentes partes del mundo, asesinatos, suicidios y conflicto armados de algún tipo, hoy, más precisamente, en lugares como Kenya y Egipto, donde estoy más que seguro del hecho de que allí nadie se preocupa por toda esta clase de estupideces. Sin embargo, como siempre y más aún, como ya ha ocurrido en cada uno de estos “días apocalípticos fallidos”, la gente se vuelve mucho más estúpida que de costumbre, tiene aún más miedo que el de todos los días y desborda paranoia, ah...si, la paranoia.
Antes de disponerme a redactar esta publicación me serví un buen festín de noticias internacionales sobre el 21 de diciembre y bueno, entre otras cosas, hasta estos momentos se sabe que además de que nada fuera de lo común sucedió, algunos incidentes relacionados con toda esta paranoia y locura del fin del mundo se han registrado así como también ciertos datos peculiares que de todas maneras, no sorprenden demasiado.
Por ejemplo, en las noticias de Rusia se resalta la enorme cantidad de personas que en una especie de ataque de pánico acudió a diferentes centros comerciales y realizó compras irracionales, mientras que en China, centenares de personas fueron arrestadas anoche por difundir rumores de un Día-D y el apocalipsis. Además, algunas investigaciones realizadas en los últimos días señalan que 1 de cada 7 personas cree que el fin del mundo ocurrirá durante su vida. 

En Argentina se registraron dos hechos peculiares, uno fue el cierre y la custodia de los accesos al Cerro Uritorco, en la provincia de Córdoba, debido a que cientos de personas, a través de las redes sociales, habían organizado un suicidio en masa allí. El otro fue una serie de saqueos masivos que, aunque erróneamente se intentó relacionar con todo este tema del 21 de diciembre, vale la pena mencionar. En ellos, un grupo de más de cien personas entró a más de 6 grandes centros comerciales y con violencia se llevaron comida, electrodomésticos y alcohol, lo que denota que esto no es más que un burdo acto de vandalismo sin sentido.
Entre otras noticias a destacar relacionadas con todo el absurdo, en Michigan, EEUU, donde unas 30 escuelas fueron cerradas desde hace ya dos días. En la península de Yucatán, México, grandes multitudes se conglomeraron para esperar “el gran día” y alrededor de todo el globo, cientos de miles de personas han vendido propiedades, viajado a lugares estratégicos y ocultado en bunkers particulares con las proviciones que consideraron necesarias para prevenir cualquier peligro. Como ha ocurrido a lo largo de la historia, seguramente muchas personas se han quitado la vida en diferentes puntos del planeta, pero aún no se conocen cifras exactas.
Otra vez, el fin del mundo no llegó y te aseguro que no llegará hoy, más allá de que aún queda un buen rato. ¿Qué opinas sobre todo este tema? ¿Aún crees que realmente puede suceder algo? 

Fuente:  http://www.ojocientifico.com/4133/y-el-fin-del-mundo