sábado, 6 de julio de 2013

Cómo Preparar a Tu Hija Para la Llegada de la Primera Regla

La llegada de la primera menstruación es uno de los acontecimientos que más preocupan en la pubertad. Es una etapa de muchos cambios, físicos y psicológicos, en la que no sólo las adolescentes necesitan una orientación, también los padres (o adultos de la familia), pues en esta etapa de individualidad tendrán que intentar seguir siendo un referente para ellas. 
La primera menstruación o menarquía es un acontecimiento fisiológico que traduce la madurez del aparato genital femenino, según explica la ginecóloga María José Rodríguez Jiménes, coordinadora del Grupo de Ginecología de la Infancia y la Adolescencia de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia del Hospital Infanta Sofía de Madrid. 
Ahora que tu hija inicia el camino que la convertirá en mujer necesita de tu experiencia y tu mirada para sentirse segura. Ahora que se están produciendo tantos cambios en su cuerpo y en sus sentimientos necesitas escucharla para saber quién es ella.
Los cambios físicos que ocurren durante la pubertad, van acompañados de una maduración cerebral y de cambios psíquicos que desembocan en la adquisición de la personalidad adulta. El periodo de cambios psicológicos es más prolongado que el de los cambios físicos de la pubertad y se denomina adolescencia.
Los cambios físicos de la pubertad se producen secuencialmente durante la adolescencia:
• El desarrollo de las mamas en las niñas suele ser el primer cambio puberal.
• Seguido inmediatamente por la aparición de vello púbico y axilar.
• Olor corporal, cambios en la piel y acné.
• Aumento de vello facial y corporal.
• En las niñas, aparición de la primera menstruación (menarquia).
• Aumento de estatura.
El intervalo desde el inicio del desarrollo de las mamas hasta menarquia suele ser de unos 2 años. El brote de crecimiento de las adolescentes que acompaña a la pubertad comienza típicamente antes del inicio del desarrollo mamario, pero raras veces se identifica. Las niñas alcanzan la velocidad máxima de crecimiento precozmente en la pubertad, antes de la menarquia, y después de ésta tienen un potencial de crecimiento limitado. El hábito cambia, aumentando el porcentaje de grasa corporal. 

La edad en la cual comienza la pubertad es variable y parece estar influida por el estado general de salud y nutrición, la condición socioeconómica y factores genéticos. En España se considera normal el inicio de la pubertad entre los 8 y los 14 años en las niñas y entre los 9 y los 15 en los varones.
Es importante que antes y durante los primeros meses de la menstruación las mamás acompañen más de cerca a sus hijas, vayan con ellas a la farmacia, les expliquen qué son las toallitas femeninas, las ayuden a elegir la que les resulte más cómoda y les comenten la importancia de tener una siempre a mano en la cartera o en la mochila.
También es fundamental hablarles sobre el sangrado, explicarles por qué se produce, cada cuánto se produce y cuánto dura. Explicarles que esto es normal y que les sucede a todas las mujeres a determinada edad.
Ante todos estos cambios es conveniente hacer una primera visita a un ginecólogo, que de ser posible se especialice en pubertad, para que acompañe a la familia en este nuevo momento. También es conveniente hablar sobre la sexualidad, las formas de evitar un embarazo y las enfermedades de transmisión sexual.
Los padres pueden elegir distintas formas de abordar este tema con sus hijas, pero lo que deben lograr siempre es que las chicas estén al tanto e informadas de los cambios que se producirán en su cuerpo. La función de los padres en esta etapa debe ser la de responder a sus preguntas y dudas, respetar sus silencios y, sobre todo, acompañar.
También el objetivo es descubrir y acompañar la experiencia emocional que suscita la primera menstruación. Esta experiencia compartida entre madres e hijas permite dar sentido y valor a la información fisiológica que aprenden en la escuela. 
Para las niñas que que se encuentran cercanas a su primera menstruación:
  1. Expresen sus preguntas, inquietudes, expectativas y emociones, 
  2. Reflexionen junto a otras chicas de su edad sobre esta nueva etapa vital,
  3. Conozcan un poco más a sus madres, y  las madres puedan recogerlo todo desde el afecto y la contención.
Para las madres que que desean apoyarlas:
  • Den la bienvenida al mundo adulto a sus hijas y a otras hijas compartiendo su experiencia y su vivencia de la feminidad, 
  • Se encuentren con otras mujeres que están viviendo el mismo momento en la crianza de sus hijas preadolescentes, 
  • Conozcan un poco más a sus hijas y las niñas las madres y así las hijas se sientan acompañadas en el tránsito hacia su madurez.
Con la ayuda y asesoramiento de la ginecóloga Mª José Rodríguez,  damos respuesta a cinco preguntas frecuentes (tanto de los padres como de las adolescentes) ante la inminente llegada de la primerar regla: 
1. ¿Qué consejos daría a los padres para ayudarles a preparar a sus hijas ante la llegada de la primera menstruación?  
Los padres deben estar atentos al desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, por ejemplo al desarrollo mamario para detectar anormalidades en la forma o asimetrías, pero también a los cambios psicológicos que se producen en este momento y que pueden condicionar la futura relación con la adolescente. 
Hasta este momento, la hija ha tenido plena confianza en sus padres, sobre todo en su madre, pero con la adolescencia empieza a nacer la personalidad individual y futura. En este momento de grandes cambios para la joven, los padres deben intentar seguir siendo un referente, personas de confianza a quien pueda acudir para resolver dudas o en busca de un consejo, sin percibirlos como un enemigo o alguien que no comprende qué le está pasando. 
A pesar de que las primeras menstruaciones pueden ser “incómodas“ para las adolescentes, de forma rápida y con naturalidad pasan a convertirse en algo habitual, suponiendo una señal de que el organismo funciona bien y, gracias a la gran variedad de productos higiénicos, se consigue que resulte lo más cómoda posible y no interfiera en absoluto en la actividad diaria. 
2. ¿Qué cambios experimenta el cuerpo ante la llegada de la primera regla? 
El primer cambio que se produce es el inicio del desarrollo de las mamas. Suele ocurrir entre 2-3 años antes de que aparezca la primera menstruación. Los pechos se hacen cada vez más redondeados y grandes y el pezón y la areola también se vuelven oscuros. A menudo los pechos de las chicas pueden no crecer simétricamente, especialmente al principio, pero al finalizar el desarrollo son aproximadamente iguales. Poco después (o de forma simultánea) aparece el vello en las axilas y en el pubis, al principio como vello fino pero luego más fuerte y rizado. 
Coincidiendo con esos cambios se produce un aumento progresivo y veloz de la talla, consiguiendo una ganancia total de 22 a 25 cms. Tras la aparición de la primera regla el crecimiento se hace más lento y no se suele crecer más de 5-7 cms. El aumento de peso y la distribución femenina de la grasa corporal suele ser de 6 a 9 meses más tardía que el incremento de la talla. 
3. ¿Cómo se puede ayudar a aliviar las molestias de las primeras menstruaciones? 
El cuerpo cada mes atraviesa un ciclo de cambios muy complejo. Afortunadamente, las primeras menstruaciones son indoloras y sin gran cortejo sintomático. Ello traduce una inmadurez del sistema reproductor, que poco a poco irá desapareciendo, dando lugar a ciclos ovulatorios, menstruaciones regulares, pero también a las reglas dolorosas y a los cambios que conocemos como “síndrome premenstrual”. 
Hay distintas formas de aliviar las molestias de la regla. Desde medidas físicas como el reposo, el calor local o las infusiones digestivas … hasta el uso de analgésicos, especialmente antinflamatorios, aconsejándose consultar al médico.  
Para las alteraciones del ánimo y el síndrome premenstrual se aconsejan los alimentos ricos en calcio y realizar ejercicio físico.  
Durante la regla se debe elegir siempre el método de protección que resulte más cómodo y con el que se sienta mejor. Los tampones y/o toallas femeninas se pueden usar desde la primera regla. En este sentido, es recomendable su uso en adolescentes por varias razones. La absorción del flujo menstrual en el interior de la vagina mediante el tampón hace que disminuya la incidencia de episodios desagradables como manchas u olores, facilita la práctica de actividades lúdicas y deportivas y ayuda a las jóvenes a adquirir un mayor control y conocimiento de su aparato genital.
4. ¿A qué edad habría que preocuparse si aún no se ha tenido la primera regla? 
La mayoría de las chicas tienen su primera regla entre los 12 y 13 años, pero hay personas a las que se les avanza a los 9 años y otras a las que no les llega hasta los 16 años, y no por esto deja de ser normal.  
Si el pecho se está desarrollando adecuadamente, se puede esperar hasta los 16 años para que aparezca la primera menstruación ; pero si no han aparecido ni el desarrollo mamario ni el vello púbico a los 14 años, se debe consultar entonces al médico.
5. ¿Qué sucede si las primeras menstruaciones no son regulares? 
En la mayoría de los casos, el ciclo de una chica no suele ser regular al principio. La primera regla puede durar desde un día hasta diez, y además el flujo puede ser muy abundante un mes y muy escaso el siguiente. Los ciclos pueden ser muy cortos o pueden durar 2 o 3 meses. Durante los dos primeros años tras la aparición de la primera menstruación, la denominada “menarquia”, las irregularidades son la norma. 
Hay que tener en cuenta que es un sistema de órganos que ha comenzado a funcionar durante la pubertad y que, lógicamente, precisa de un rodaje para hacerlo correctamente. Pero en ocasiones, no es todo “normal” y una adolescente que tenga reglas muy abundantes durante muchos días puede llegar a padecer anemia incluso de grado severo, por eso es importante también en esta etapa consultar cualquier duda con un especialista.



Fuente:
http://www.mujerhoy.com/ser-Madre/Educar/preguntas-primera-menstruacion-regla-734041072013.html
http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/ginecologia/aparato-genital-femenino/sin
/012102wr.html
http://educer.es/femenino-plural/
http://www.reproduccionasistida.org/coagulos-en-la-menstruacion/
http://www.mujeressa.com/2012/02/como-hablar-de-la-primera-menstruacion.html#ixzz2YKDHO15c