domingo, 7 de julio de 2013

Madeleine McCann: Historia de una Desaparición

Lo que pasó aquella noche en el hotel del Algarve portugués sigue siendo una incógnita. Aquí te contamos todas las claves del caso:

 
reuters - Fotografía difundida en 2012 que muestra el aspecto que tendría Madeleine con nueve años

1) Scotland Yard asegura que «hay una posibilidad de que Madeleine esté viva»
La Policía Metropolitana de Londres, Scotland Yard, ha iniciado su propia investigación de la desaparición de Madeleine McCann y cree que «hay una posibilidad» de que esté viva. 
Los agentes han identificado 38 «nuevas» líneas de investigación, personas que podrían aportar luz al caso, entre ellas doce británicos. De estos doce, el detective Andy Redwood ha dicho que se encontraban en Portugal cuando desaparició Madeleine, pero que el resto de estas personas, los no británicos, estarían en Portugal, Reino Unido u otros países europeos. 
Con esta última novedad conocida, repasamos cronológicamente las claves de la investigación desde la desaparición de Madeleine.
ap - Kate McCann sostiene uno de los carteles utilizados para la búsqueda

2) 3 de mayo de 2007: la extraña desaparición
La pequeña Madeleine McCann desapareció el 3 mayo de 2007 de la habitación en la que dormía con sus hermanos gemelos en un complejo turístico en el Algarve portugués, semanas antes de cumplir los cuatro años. Sus padres, Kate y Gerry, mientras, cenaban en un restaurante de Praia da Luz, a pocos metros de la habición del hotel. Lo que ocurrió aquella tarde noche sigue generando muchas especulaciones. 
Fue la madre quien, al visitar la habitación, se encontró con la cama vacía y la ventana de la habitación abierta. Desesperada, Kate fue hacia el restaurante gritando y nombrando a su hija. Testigos citados en la prensa aseguran que oyeron gritos y expresiones como «Ellos se la llevaron» o «fallamos». Tras una búsqueda por el complejo turístico, la Guardia Nacional Republicana (GNR) recibió aviso de la desaparición cerca de medianoche. 
En un principio, el rapto o secuestro fue la opción más barajada pero, al no pedirse ningún rescate, la idea perdió consistencia mientras ganaba fuerza la hipótesis de un secuestro relacionado con abuso de menores o de organizaciones pedófilas. 

EPA - Los padres de Madeleine visitan al papa, Benedicto XVI, 30 de mayo de 2007

3) Mayo de 2007: se intensifica la búsqueda
Pronto, diversas personalidades británicas como David Beckham, realizaron campañas de apoyo ofreciendo grandes recompensas. Los padres de «Maddie» fueron incluso recibidos por el Papa Benedicto XVI. 
El primer sospechoso, ya en el mes de mayo, sería Robert Murat. La policía, tras registrar una setanica próxima al lugar de la desaparición lo interroga para ser liberado tan solo horas más tarde. 
Mientras, los padres de Madeleine lanzan la web findmadeleine.com para ayudar a financiar las investigaciones. Será aquí donde su progenitor escriba un diario en el que comentará a diario sus impresiones sobre el caso, la actuación policial, etc. 
El 22 de junio de 2007, Madeleine es supuestamente vista en Malta, donde la policía del país inicia sus investigaciones. Ante la falta de resultados, los agentes centraron sus pesquisas en el aeropuerto y el puerto de la capital de la isla, La Valeta. Nuevamente, la investigación sigue sin aportar pistas que esclarezcan el caso. 
No será hasta el 7 de agosto de 2007 cuando se descubran los datos más interesantes hasta la fecha para la investigación. Y es que se encuentran restos de sangre en el apartamento donde fue vista por última vez y en el coche familiar. A partir de aquí comienzan las acusaciones más graves y que, como veremos, implicarán a distintas personas.

M.A. Morenatti - Kate McCann durante la investigación que la involucraba

4) Un verano complicado para los McCann
En el mes de agosto, cuando se cumplen 100 días de la desparición de Madeleine, se celebran actos en todo el mundo para recordarla. La policía deja de buscarla viva y ya se centra en encontrar el cadáver. Mientras, dos mujeres de Cartagena denuncian a la policía española que han visto a una niña parecida en una gasolinera en compañía de un hombre. 
El 6 de septiembre la policía portuguesa interroga durante más de siete horas a Kate McCann. Al día siguiente interrogan a Gerry McCann y a Kate una vez más. El día 7 sus padres pasan de ser víctimas a ser «sospechosos formales» de la desaparición de Madeleine. La policía piensa que pueden ser los responsables de una muerte accidental. Por ello, no pueden salir más de cinco días del país o de su domicilio oficial sin comunicárselo a la policía.

Pa - La pequeña junto con sus dos hermanos

5) La custodia de sus hermanos, en peligro
De forma inesperada, Kate y Gerry vuelven a Reino Unido el 9 de septiembre porque quieren que sus otros dos hijos gemelos recuperen su vida normal y familiar. Pocos días más tarde, Servicios Sociales estudian el caso para tomar una decisión sobre la custodia de los niños, procedimiento que suelen iniciar siempre que un padre del país es declarado «sospechoso». Finalmente deciden no retirarles la custodia. 
Un mes más tarde, dimite el coordinador luso por criticar a la policía británica. En su opinión, los McCann iniciaron una campaña para desacretidar a la policia portuguesa cuando se presentó la tesis de la muerte de la familia. Además, aparecen restos del ADN de Madeleine en la playa de Praia da Luz. Las pruebas sugieren que Maddie fue enterrada allí.

AP - Dibujo encargado por los McCann del posible captor con la víctima

6) Seis meses desaparecida y todas las hipótesis abiertas
La agencia Método 3, con sede en Barcelona, contratada por los padres de Maddie, cree que la niña fue elegida como objetivo tras un chivatazo recibido desde el centro turístico de Praia da Luz. 
Los padres de Madeleine muestran un dibujo del presunto secuestrador. En la imagen que distribuyen puede verse a un hombre con cabello moreno y largo, vestido con una camiseta marrón o granate y unos pantalones beige. El sospechoso sostiene en sus brazos a una niña en pijama. 
Pero otro escándalo no tardaría en llegar para los McCan tras un leve respiro. La prensa informa de que los padres habrián pagado lo que les quedaba de la hipoteca con dinero de las donaciones privadas para sufragar la búsqueda. 
Además, una de las amigas de Kate y Jerry McCann que se encontraba con ellos en Portugal, rompe su silencio para declarar que la noche en que la niña desapareció vio a un hombre cargar en sus brazos a una pequeña. Tras meses como sospechosos, al cumplirse poco más de medio año del suceso los padres dejan de estar en el punto de mira de la policía, que piensa ahora que ha sido capturada por una red pedófila. 

reuters - Clarence Mitchel, portavoz de la familia, muestra el retrato robot del hipotético secuestrador

7) Las primeras Navidades sin Maddie
En el mes de diciembre los detectives privados contratados por el matrimonio McCann aseguran que la pequeña estará en casa para Navidad y que saben quién la secuestró. Pero la realidad es que pasarán su primera entrada de año sin ella. Por ello, deciden enviarle un mensaje a través de televisión. 
En el retrato robot que distribuyen, presentan a un hombre de entre 38 y 45 años con el pelo largo negro, con bigote y pronunciados dientes. Mientras, la policía reconoce que se equivocó al acusar a los padres de Maddie. Ya en febrero de 2008, una joven holandesa cree haber visto a Madeleine en el sur de Francia, donde se encuentra estudiando. 
En marzo comienza la búsqueda del cadáver de Maddie en una presa del Algarve. La búsqueda incluye a buceadores profesionales. Se piensa que la niña fue lanzada a dicho embalse días después de su desaparición. Por otra parte, piden a la policía portuguesa que interrogue a Santiago del Valle, el asesino de la niña onubense Mari Luz. 
Un año después no hay pistas de su desaparición ni de lo que ocurrió aquella fatídica noche. 

epa - Robert Murat durante la investigación

8) Un año después: el primer condenado del caso, la prensa
Diez periódicos británicos dan a Robert Murat una indemnización que asciene a 750.000 euros por las primeras acusaciones que lanzaron y que dañaban su imagen. 
También los padres de Madeleine obtuvieron una indemnización por las difamaciones vertidas y una disculpa del grupo de comunicación Express Newspapers por haberlos señalado como responsables. La empresa de comunicación pagó 694.000 euros, que se destinaron a la campaña Find Madeleine. 
Más tarde, el mismo grupo debía pagar 425.000 euros por daños y perjuicios a los amigos de Kate y Gerry McCann, que se encontraban con ellos de vacaciones cuando Madeleine despareció. Estos donaron el dinero también a la fundación Find Madeleine. 
Sky News pidió disculpas a Murat y aceptó proporcionarle una gran cantidad de dinero tras publicar una historia difamatoria donde lo comparaban con un célebre asesino de niños. 
En julio la Fiscalía portuguesa archiva el caso por falta de pruebas, levantando así la condición de sospechosos que pesaba sobre los padres. Éstos continuarán la investigación por su cuenta. El mismo mes, Gonzalo Amaral, exinspector de la policía portuguesa apartado del caso, publica un libro donde afirma estar convencido de que la niña fue congelada y escondida por los padres.

Kate y Gerry McCann

9) De la incredulidad al enfado e impotencia
En septiembre de 2009 los padres de Madeleine McCann vuelven a Portugal para anunciar que quieren reactivar la búsqueda de su hija. Ese mismo año son estafados con 300.000 euros por el británico Kevin Halligen, que se hacía pasar por agente secreto, psoteriormente buscado por el FBI.
En 2010 tras celebrarse el juicio contra el exinspector que llevó el caso, la Justicia dio la razón a los padres  decidió mantener prohibida la venta del libro, suspendida cautelarmente tras su publicación. 

efe - Imagen de Madeleine cuando tenía tres años

10) La búsqueda continúa
En mayo de 2011, cuatro años después de la desaparición, treinta detectives de Scotland Yard comenzaron de nuevo la búsqueda de la pequeña Maddie. Al igual que ayer reconocieron, en esta ocasión el comisario Paul Stephenson también afirmó que la niña podría seguir con vida. Esta reapertura se decidió después de que los padres reclamaran con una carta a David Cameron una revisión independiente.
Ya en 2012 conocíamos la noticia de que había una pista que situaba a Madeleine en la ciudad malagueña de Nerja. Por ello, la policía portuguesa avisó a la española, que inició la búsqueda en colaboración conjunta. Sin embargo, han sido muchos los avistamientos de la pequeña a lo largo de toda la geografía española durante los seis años que lleva ya desaparecida, y este indicio tampoco dio resultado. 
Pero las noticias llegan de todos los lugares del mundo. Ya en 2013 conocíamos que tres años antes, un pedófilo en serie confesó en su lecho de muerte aber participado en el secuestro de Maddie y que podría encontrarse en Rusia o Ucrania. 

Versiones contradictorias, datos que quedan en evidencia, testimonios enfrentados... Estas son las claves del caso que, seis años después, sigue siendo una incógnita.


Fuente:
http://www.abc.es/internacional/20130706/abci-claves-madeleine-mccan-yard-201307050835_7.html